Castillo de Guardias Viejas

Castillo de Guardias Viejas

Castillo de Guardias Viejas

 
Descripción
El castillo de Guardias Viejas está situado en la localidad de Los Baños de Guardias Viejas, al sur de El Ejido, en la Punta Culo de Perros. Es una batería costera erigida en el siglo XVIII, sobre una superficie rocosa de poca altura, cercana al mar Mediterráneo, que forma parte de un conjunto de construcciones militares, como la Torre de Cerro Moriscas, la Torre Cuadrada, la Torre de los Bajos y la Torre de Balerma.
Hasta el siglo XIX las playas de El Ejido estaban amenazadas por piratas, potencias extranjeras y contrabando. Para defender las costas de estos ataques, los distintos monarcas españoles construyeron una auténtica muralla de piedra. El siglo XVIII es el que más afán constructivo desarrolló, gracias a los gobiernos ilustrados, especialmente, con Carlos III. El Castillo de Guardias viejas es una pieza más de este sistema defensivo que, junto con el resto de edificaciones, protegían a la población de la costa del antiguo Reino de Granada.

El Castillo de Guardias Viejas está situado en un lugar estratégico. Diversas autoridades militares del reinado de Carlos III habían advertido de la necesidad de construir entre las Torres de Balerma y las Entinas una batería de costa. Según el último informe del Mariscal de Campo Antonio María de Bucareli de 1762, debía tener hasta seis cañones de a 24 libras. El reglamento posterior de 1764 definía la dotación del castillo: capacidad para 49 militares, 21 de milicia urbana, otros tantos de caballería, 5 inválidos de artillería, un guarda de almacén y un capellán.

Dada su vocación defensiva, la guarnición de caballería debía encargarse del patrullaje del espacio costero situado entre la Punta del Sabinar y la localidad cercana de Balanegra, en el término municipal de Berja. Para defender el litoral de Guardias Viejas, los ataques desde el castillo se dirigían hacia el este; el despliegue de proyectiles se cruzaba con el de la Torre de Balerma, al oeste.
 
El diseño del Castillo de Guardias Viejas sigue las instrucciones contenidas en el Reglamento promulgado en 1764, en tiempos del rey Carlos III, para la construcción de baterías. Será el ingeniero militar José Crame el encargado de diseñar los proyectos de baterías de costa del antiguo Reino de Granada.

Con un presupuesto de 200.000 reales de vellón, Pedro Antonio Chacón, Marqués de Iniza, se encargó de la ejecución de las obras. A cambió de ello, solicitó a la corona una recompensa: nombrar capitán a su hijo, destinado en Roquetas. Cuando fue destruido en 1811, la reconstrucción del Castillo la llevó a cabo en 1817 Francisco Daza y Rubio, rico hacendado de Dalías, a cambio, también, de determinados honores para su hijo.

Es una construcción de planta cuadrangular, articulada alrededor de un patio de armas desde el que, salvando una rampa, se accede a una batería artillera semicircular orientada a la costa. La entrada principal, adintelada y de cantería, se encuadra entre dos bastiones con aspilleras. El extremo opuesto se curva con dos cubos semicirculares en la unión de ambos. Dos torreones enlazan la batería con un hornabeque formado por dos medios baluartes triangulares, que cuentan con sendas garitas en sus esquinas exteriores, y que junto a un revellín de mampostería hoy desaparecido formaban la defensa norte del castillo.
 
Los muros de mampostería y sillares presentan un fuerte derrame, rematando mediante una fuerte escocia.
 
Desde el patio de armas se alcanzan las estancias interiores, en su momento destinadas a albergar una dotación de infantería, caballería, artillería, además de una capilla y alojamiento para el capellán, caballerizas y almacén de pólvora. Todas ellas quedan cubiertas por bóvedas de medio cañón que apoyan sobre muros de mampostería, reforzados con sillares en los ángulos. También desde el patio se puede acceder al terrado, cuyos muros permitieron la defensa desde sus numerosas aspilleras.
 
Un foso, sobre el que se alzaba un puente levadizo, había de ser superado para llegar a la entrada principal del castillo.
 
Desde 1980 hasta 2003 ha sufrido una serie de intervenciones, a cargo del Ayuntamiento del Ejido, encaminadas a su restauración y a su puesta en uso como centro de actividades culturales. Actualmente alberga una exposición permanente de ropas y armas de la época napoleónica. En 1985, el monumento fue declarado Bien de Interés Cultural.
 
Datos Históricos
Fue edificado en tiempos de Carlos III, bajo cuyo reinado se intensificaron las defensas costeras ante la debilidad que presentaban los sistemas de defensa frente al ataque de corsarios. Se promulgó entonces, en 1764, un Reglamento aplicado a la costa del Reino de Granada.
 
José Crame, ingeniero militar del Reino de Granada, fue el encargado de la proyección de varias edificaciones en la zona con tal fin, muy similares al Castillo de Guardias Viejas, como el Castillo de San Felipe en la localidad de Los Escullos. El castillo de Guardias Viejas responde al prototipo de baterías para cuatro cañones de a 24 libras diseñado en aquel momento.
 
La fortificación de Guardias Viejas comienza a ser construida en torno al año 1769, pero es destruida durante la Guerra de la independencia española (1808-1814) por el ejército inglés, para evitar su uso por parte de las tropas francesas. Fue reconstruida en 1817.
 
Denominación
Castillo de Guardias Viejas
Otras denominaciones
Castillo de "Guardias Viejas"
Categoría
Monumento
Matíz
Castillos
Código IAPH
01049020061
Código (R.I.)
51 - 0007475 - 00000
Registro
BIC
Fecha de Declaración
22-06-1993
Fecha Boletín Declaración
05-05-1949
Publicado
BOE
Fecha
29-06-1985
Comunidad Autónoma
Andalucía
Provincia
Almería
Municipio
El Ejido
Tipología
Castillos
Actividades
Defensa / Actividad Militar
P. Histórico
Edad Moderna